fbpx
3 Frenos que te Impiden Vender Y 1 Secreto.
1529
post-template-default,single,single-post,postid-1529,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-939

3 Frenos que te Impiden Vender Y 1 Secreto.

¿Hola Cómo estás?

Puede que como profesional del bienestar, ya seas Coach, psicóloga o terapeuta, crees que el tema de vender no es para ti, que tu objetivo es ayudar a los demás y eso está muy bien, pero ¿Cómo pretendes ayudarlos?. Ellos deben comprar lo que ofreces y para eso tú debes aprender a vender, aunque seguramente la idea no te guste nada.

Quiero compartir contigo esta frase que he utilizado como mantra, Vender es Servir, Vender es Servir, Porque finalmente eso es lo que haces con tus programas, cursos, sesiones presenciales u online, ayudar a los demás resolver un problema.

Mantra "Vender es Servir"

Es importante darle un nuevo significado a vender, ver la venta como algo positivo, como lo que puedes aportar al que necesita de tú ayuda. Para poder  eliminar lo que te está frenando a la hora de vender, necesitas trabajar tus miedos, creencias limitantes y tu actitud, son precisamente los 3 frenos de los que te voy a hablar ahora.

Freno 1: Tus miedos

Tú eres la principal barrera para conseguir lo que deseas y tus miedos te juegan en contra. Siempre he sido emprendedora y me dediqué por más de 16 años a la venta de intangibles, que es súper difícil, pero me iba muy bien. Muy distinto fue cuando comencé con este proyecto, en que lo que vendía era un servicio creado por mí.

He descubierto que hay miedos trasversales en quienes emprenden, miedo al éxito o al fracaso, miedo por no sentirte lo suficientemente preparada o ser lo suficientemente buena, miedo al qué dirán, miedo a exponerte, que se resumen en uno sólo, el miedo al rechazo.

Debes tener claridad que tú no eres ni tu producto, ni tu servicio y que cada cliente que te diga que no, no te está rechazando a ti, tendrá sus razones una puede que no sea su momento y que el rechazo no tenga nada que ver contigo, no te lo tomes personal.

Freno 2: Tus creencias

Las creencias limitantes en relación al dinero y a vender, es otro de los frenos más comunes que veo en mis clientas. Indagar en aquello que piensas acerca de vender y evaluar si son creencias propias o que has hecho tuyas, evaluarlas y reemplazarlas por creencias potenciadoras te ayudará
a eliminar esta barrera.

Las creencias limitantes en relación a las ventas más comunes son: vender es engañar, yo no sé vender, no quiero vender, al vender siento que estoy obligando a la gente a comprarme y la más común como tengo una profesión de ayuda no tengo porque vender.

Actitud Positiva

Freno 3: Tu actitud

Tu actitud, tu postura corporal, tu gestualidad y hasta tu voz te delatan si tienes miedos y creencias limitantes a la hora de vender, si no te sientes cómoda con lo que estás haciendo, eso se traspasa.

Puede que en el momento del cierre de la venta te bloquees, generando desconfianza en ese potencial cliente. Para sentirte segura tu Imagen de Marca Personal puede ser de gran ayuda, recuerda que tu Imagen es la herramienta de comunicación no verbal, más poderosa con la que cuentas a la hora de relacionarte con otra persona.

Y ahora el secreto:

Sin Confianza No Hay Venta!

💜💪🏻

Para que tú paciente o cliente no sólo quiera, sino que concrete el trabajar contigo, debe tener CONFIANZA, esto se basa en 3 factores:

  • Confianza en ti, como profesional, que le ayudarás a solucionar su problema, porque tienes los conocimientos para hacerlo. Esto lo consigues aportando contenido de valor que te posicione como experta en tu temática, con testimonios de clientes o pacientes que ya han trabajado contigo y cuenten lo positivo que ha sido.
  • Además, tu cliente necesita confiar en lo que ofreces, en tu producto o servicio, viéndolo como la solución a sus problemas, dependiendo de la personalidad de la persona, debes ir ajustando tu mensaje, entregando datos si la persona es analítica, por ejemplo o contando tu historia si la persona es de carácter más emocional, para conectar.
  • Y por último tu cliente o paciente debe tener confianza en sí mismo y en la capacidad de poder alcanzar su objetivo, eso lo consigues trabajando en eliminar sus creencias limitantes y sus miedos.

Como ves al final todos tenemos el mismo talón de Aquiles, lo que te frena a la hora de vender, puede ser lo que a tu cliente le frene a la hora de comprar.

Te leo en los comentarios, un abrazo.

Sin comentarios

Publicar un comentario